Límites de la investigación

Leyendo algunas noticias o atendiendo a debates recientes sobre la ética de la investigación científica o el desarrollo tecnológico, sobre lo que se debe y no se debe hacer, vuelvo a recordar la naturaleza inexorablemente prometeica (o frankensteiniana) de los homosapiens, de la que escribía hace tiempo.

En realidad las noticias y debates son constantes: el uso de materiales y dispositivos nanotecnológicos, el desarrollo y cultivo de plantas y organismos modificados genéticamente, la investigación con células madre, la producción selectiva de embriones o criaturas de nuestra especie con fines terapéuticos o de otro tipo, etc. Aunque tan diferentes, todos son casos que despiertan enconadas discusiones sobre la conveniencia social y los límites morales, políticos, etc. del conocimiento y la técnica… Feas palabras: límites, prohibiciones, censuras… que suenan mal a los oídos contemporáneos.

En caso de que se quisiera, creo que sería difícil, a largo plazo, poner restricciones eficaces a la investigación y al desarrollo de la tecnología. Constitutivamente, los sistemas neuronales de los homosapiens, y mucho más ahora con el complemento de la computación artificial (masiva, reticular y ubicua) son un medio en el que la información y el conocimiento evolucionan y se propagan de forma enérgica. Si esta característica natural se refuerza porque existen incentivos o catalizadores como el lucro, el bienestar, la seguridad o la supervivencia inmediatas, entonces la investigación, la depuración de la información, es probable que avance con fuerza, por muchas cortapisas que se introduzcan. Otra cosa es que los mercados no demanden determinadas novedades. (O que, a sabiendas de todo esto, se juzgue necesario, a pesar de todo, intentar las restricciones, en alguna medida).

tree_of_knowledge

La pasión de la curiosidad hasta el extremo no sólo está representada en el mito griego de Prometeo o en la creación romántica del Doctor Frankenstein de Shelley. También, por supuesto, figura en el mito judeocristiano del Árbol de la ciencia del bien y del mal.

Este árbol tenía el único fruto prohibido del Paraíso, pero estoy convencido de que Dios sabía perfectamente que el hombre y la mujer acabarían comiendo justo de él, asegurándose en consecuencia a la larga una vida esforzada y penosa: que estaban destinados a esa elección.

About these ads

4 respuestas a Límites de la investigación

  1. ALyCie dice:

    Estupendo, pero no. Me explico:
    Prometeo, nunca cobró a los mortales por los IPR. Estoy en contra precisamente del gen “terminator” del “Enola bean” caso el el que se puso por delante los derechos de patente sobre los derechos de propiedad y libre comercio, ocasionando daños irreparables, cuando hubiese sido mucho mas económico y fácilmente reparable, hacerlo al exactamente revés.
    Ahora, Indonesia, no comparte información sobre virus (N1H5, SARS, …) poniendo de nuevo las IPR sobre la salud del mundo.
    El CDC Atlanta o Moscú, conservan los virus de la viruela, negándose respectivamente a dar la ventaja competitiva al contrario, …
    En definitiva, hay otras muchas cosas que arreglar como las políticas comerciales de Monsanto, Cargil, Basf, antes que destrocen la biodiversidad y nos arruinen el patrimonio biológico natural a favor de nuevos monopolios.
    Si a frankestein, no a los monopolios ni al los IPR (by USa, WIPO/OMPI) si al GNU, al copyleft o creative commons, …
    ¡Salud en tiempos de crisis1

  2. wfosbery dice:

    ¡¡apasionante!! Artículo y comentario, ambos.

  3. Los IPR son incentivos añadidos a la investigación, una de las formas del lucro al que me refiero. Pero existan o no existan IPR, ello no afecta en general a mi argumento, sino al uso social del conocimiento.
    En cuanto a que se puedan/deban introducir regulaciones o restricciones en unos u otros casos, pues seguramente, Y tal vez en determinadas condiciones se consiga con eficacia, dentro de ciertos límites. Pero la dinámica evolutiva de fondo, a largo plazo, es que la información se depura, procesa y propaga, generándose conocimiento fiable, ciencia y tecnología, y encontrándose justificaciones para su aplicación …

  4. ALyCie dice:

    Si, si, pero resulta que http://alycie.wordpress.com/2008/07/04/finlandia/ Finlandia, ha pedido permiso para conservar su biodiversidad, haciendo, casi la excepción cuando debería ser la regla o lo normal. El mercado comercia con lo que no es de su propiedad, unica y exclusivamente, porque no está adecuadamente protegido.

    En todo lo demás excelente post.
    Sigo leyéndote.
    ¡Salud!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: