Etnografía de la tecnología

Everyday engineering es una obra necesaria: un conjunto de estudios de campo sobre las actividades de desarrollo tecnológico, innovación y diseño de artefactos y sistemas. Aunque sin duda es un libro útil para que los ingenieros se comprendan a sí mismos, no se trata desde luego de un texto o una guía para aprender a proyectar. Tampoco llega a desarrollar una sociología de la innovación, es realmente etnografía. A través del método de la observación participativa, se describen casos, con la pretensión de comprender cómo tiene lugar la acción técnica.

Vink parte de la obvia pero razonable constatación de que a pesar de vivir inmersos en una sociedad tecnológica, conocemos mal en qué consiste y cómo se hace tecnología. Incluso los propios ingenieros suelen ignorarlo, más allá de las fronteras de su estricta especialidad. De ahí la necesidad de salir al campo, recoger experiencias e intentar entender. Everyday engineering se introduce en las plantas industriales, en los departamentos de diseño y en los laboratorios para examinar de cerca lo que los seres humanos hacen hoy día cuando se ponen a hacer tecnología. Estamos, pues, ante una recolección de testimonios sobre la vida real, con sus complejidades y sus incoherencias, al margen de cualquier teoría, lógica o metodología de la innovación.

Al intentar comprender, con ejemplos y desde dentro, la acción técnica, los autores descubren que esta no se puede explicar desde principios y esquemas neutrales basados sólo en el conocimiento científico y tecnológico. La acción técnica y sus resultados dependen de interacciones y mecanismos sociales: los proyectos tecnológicos, en la realidad, no siguen reglas simples y racionales emanadas de la ciencia, están sujetos a la contingencia de las relaciones y significados humanos, por muchos estándares que haya sobre procedimientos y métodos óptimos.

Sin duda, para entender lúcidamente, sin velos, nuestra sociedad tecnológica es útil investigar la cultura material en que se basa, su creación y sus representaciones simbólicas. Este tipo de estudios, junto con los que analicen las raíces económicas del desarrollo tecnológico serviría para tener una visión más científica y menos mágica del progreso circundante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: