Las bases de datos del NIST

Uno de los lados luminosos del imperio es el alto sentido de lo público que reina en el campo de la información científica. Este espíritu público es quizá heredero de la misma tradición, con raíces protestantes, que desarrolló desde el siglo XIX las bibliotecas anglosajonas, y contrasta con el fuerte individualismo que en otros aspectos rige la vida norteamericana.

El caso es que en los EUA se mantienen muchas y valiosas bases de datos científicas públicas. Son públicas en el doble sentido de mantenidas con cargo a impuestos por parte de organismos gubernamentales y de accesibles sin restricciones a toda la ciudadanía. Están, además, abiertas al resto del mundo, de manera tan generosa como, en la práctica, colonizadora.

El máximo ejemplo es por supuesto PubMed, pero cabría igualmente hablar de science.gov, o de los recursos de la OSTI (en el DoE). Y es también el caso de las bases de datos del National Institute of Standards and Technology (NIST).

Las NIST Scientific and Technical Databases ofrecen datos de referencia estándard (Standard Reference Data) sobre sustancias, propiedades, constantes, coeficientes, mediciones, características estructurales de la materia y tablas de información cuantitativa fundamentales en ciencia y tecnología y en la industria. Son datos producto de la investigación propia o de la revisión de la literatura publicada, pero en todo caso evaluados y avalados por el NIST, como base para otros desarrollos o aplicaciones técnicas. La mayor parte de la información es de tipo factual: numérica, gráfica o icónica. Pero también hay algunos archivos o subarchivos de datos bibliográficos.

Las bases de datos del NIST, más de 100 ficheros, abarcan no sólo un volumen ingente de información, sino también un amplio espectro de disciplinas: metrología, química, materiales, física general, física atómica y molecular, biotecnología, biometría, ambiente, electrónica, computación, construcción, etc. Entre las más importantes bases de datos destacan: el NIST Chemistry WebBook, Physical Reference Data, CODATA Fundamental Physical Constants, o Atomic Spectra Database. Algunas otros de los ficheros son de pago, no obstante.

NIST Data Gateway es una pasarela para buscar información básica simultáneamente en unas 80 de las bases de datos del NIST. Funciona a modo de un índice, pudiéndose recuperar sólo por palabra clave, sustancia o propiedad. Los resultados son simplemente remisiones a los ficheros donde se encuentra y puede buscar la información deseada.

Además de las bases de datos propiamente dichas, del NIST se puede consultar la Virtual Library, el Journal of Physical and Chemical Reference Data, coeditado con AIP, sus publicaciones técnicas, sus Standard Refererence Materials, y su servicio de estándares y regulaciones, entre otras cosas. El directorio Intute recoge unas 120 entradas sobre el NIST, lo que da idea de su relevancia, sin duda. 

Una respuesta a Las bases de datos del NIST

  1. Alicia dice:

    Gonzalo y yo opinamos que este tema del NIST es interesante ; estamos probando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: