El conocimiento, bajo la ley

El afán de los gobiernos por promover la felicidad y la seguridad de los ciudadanos, así como la competitividad, la productividad, la efectividad, la modernidad y la novedad, hace que las políticas públicas amplíen su ámbito de actuación hasta rincones antes insospechados, sondeando atrevidamente, mediante conceptos insólitos, yacimientos electorales remotos.

El gobierno andaluz está preparando un proyecto de Ley de la Ciencia y el Conocimiento (sic). No conforme con fomentar la investigación, el desarrollo tecnológico o la innovación empresarial, este gobierno pretende dar otro paso, crear un Sistema Andaluz de Conocimiento, que, es más, estará gestionado por una Agencia Andaluza del Conocimiento.

En los años 80 se hizo en España una, popularmente conocida, Ley de la Ciencia, que ha tenido alguna repercusión. Pero aquellos antiguos timoratos sólo fueron capaces de llamarla en realidad Ley de Fomento y Coordinación General de la Investigación Científica y Técnica. Qué falta de ambición y de glamour la de aquélla época.

La verdad es que la terminología andaluza es contundente: la ley es de la Ciencia y el Conocimiento: no pensemos que sólo de una cosa, sino de las dos. Seguro que hay precedentes de semejante desenvoltura verbal, pero tiene unas resonancias futuristas algo inquietantes: induce a imaginarse a la tal Agencia agenciando y gestionando el conocimiento de la gente (algo antaño tan sutil, íntimo y a la vez universal), todo bajo el imperio inexorable de la ley.

Es de suponer, en todo caso, que la iniciativa favorecerá el desarrollo de un Conocimiento Andaluz, propiamente, también.

Una respuesta a El conocimiento, bajo la ley

  1. danntara dice:

    conforme pasa el tiempo parece existir una masa de cientificos a secas y los científicos legitimados por el gobierno… una cosa es que el gobierno sea un instrumento adminstrativo para beneficio de la comunidad científica y otra que establezca segun sus propios criterios (o de unos pocos) no sólo el qué sino el cómo de la ciencia…
    cuanto tiempo falta para que un científico tenga que pedir pemiso al gobierno para hacer afirmaciones…
    adios al totalitarismo, bienvenido el neototalitarismo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: