“Telépolis y el Tercer Entorno”

Entre los estudios y ensayos sobre la repercusión social de las nuevas TIC, Los señores del aire es ya un clásico. Creo que la interpretación de Javier Echeverría, autor al que yo recurro con frecuencia, ha ejercido una gran influencia en la percepción general sobre la sociedad de la información. Es una reflexión ordenada y rigurosa, conceptualmente penetrante, elaborada desde una valoración independiente y analítica de la tecnología y del cambio social.

Los señores del aire estudia el nuevo marco de interacción humana que surge con las TIC: lo que Echeverría llama el Tercer Entorno (E3), que sería un nuevo espacio social diferente al entorno natural (E1) y al entorno urbano-industrial (E2). La obra también incluye elementos de crítica y reforma social, propuestas para humanizar y democratizar los nuevos escenarios, hasta ahora sumidos en el neofeudalismo, con el fin de constituir una ciudad global, Telépolis.

8423331695.jpg

Se me ocurren algunos comentarios:

1)  Del valor clásico y rigor intelectual de la obra es testigo su buena resistencia al trepidante cambio de las coyunturas tecnológicas desde su publicación ¡en 1999! Incluso, muchas modas posteriores (My Space, Second Life, los avatares…) tienen bastante que ver con los conceptos de Echeverría.

2)  La secuencia E1, E2, E3 recuerda a una lógica o filosofía de la historia, a fases o momentos en la evolución o despliegue del Espíritu, pero hay que reconocer que en manos del autor representa una herramienta de análisis filosófico potente y bien trabada.

3)  Se echa de menos una hipótesis explicativa solvente sobre los mecanismos causales, o el sustrato, del surgimiento de los diferentes entornos y especialmente de E3; el por qué de las cosas. El autor no descarta una visión antropocéntrica, por la que el origen de los sucesivos entornos estaría en la acción humana.

4)  Echeverría insiste además en considerar que lo sobrevenido como resultado de las nuevas TIC (E3) es básicamente un espacio social, un marco espacio-temporal para la interrelación de los homosapiens, que no se reduce a un medio informacional.

  • Es legítimo, pero manifiesta que Echeverría aborda su análisis en clave antropológica, culturalista, aunque podría hacerlo desde una perspectiva ontológica y científica más general.
  • ¿Por qué le parece poco a Echeverría que el Tercer Entorno sea un nuevo segmento de realidad material (electrónica) densamente informacional, simplemente informacional? Que se pueda actuar por su mediación en otros entornos no le resta carácter informacional.
  • A mí me parece más bien que el carácter informacional del Tercer Entorno (o como se le quiera llamar) es algo más general y más básico que su dimensión social o su función antrópica, porque la información es común a toda la naturaleza y al universo entero.

Una respuesta a “Telépolis y el Tercer Entorno”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: