“Internet para estudiar”

  • Martos, Ana. Internet para estudiar. Madrid: Pearson Prentice Hall, 2002.

Internet para estudiar es una recopilación de direcciones, sitios y material aprovechados posiblemente de otros trabajos anteriores de la autora o la editorial, empaquetados bajo un título y formato atractivos para jóvenes deseosos de “éxito”, un paso “fácil” por la universidad y “triunfo” en su vida profesional, según el objetivo declarado de la colección a la que el libro pertenece. De hecho, la presentación gráfica de Internet para estudiar es su principal, si no única, virtud: una bonita fachada compuesta a base de materiales de derribo pegados y colocados con comercial desparpajo.

Se trata, pues, de una obra ajena a cualquier preocupación educativa o interés en la formación intelectual de sus lectores. No ofrece pautas para usar Internet como herramienta de estudio y aprendizaje, ni para insertarla en procesos de (auto)formación. Ni aborda las técnicas de estudio con Internet, ni las de búsqueda de información, ni las de evaluación y selección de contenidos, ni las de uso y aprovechamiento de los datos. Tan sólo ofrece “todo aquello que se puede uno encontrar en la red”, bajo la filosofía de “salir de apuros”, “trucos”, etc.

Incluso visto como mera recopilación oportunista de enlaces Internet para estudiar tiene cosas increíbles. Ignorando completamente a Google, recomienda a Lycos y Ozú como buscadores. Privilegia los portales, al estilo Yahoo, o peores. No aclara la diferencia entre directorios y motores de búsqueda y no menciona para nada la web profunda. Incluso, se permite encadenar consejos contradictorios en párrafos consecutivos (pág. 109). En el afán por acumular cosas que llamen la atención a posibles compradores de la obra, no separa la diversión del estudio e incluye también enlaces y temas de ocio: programas de TV, logos, audiopostales, chats, anuncios, tiendas, juegos, páginas con las que ganar dinero, turismo, portales de entretenimiento, etc. Con lo cual no sólo tenemos El rincón del vago, sino también Segunda Mano y Carrefourocio

Internet para estudiar, a pesar del título, representa, pues, justo lo contrario de una educación informacional. Semeja más bien a un carromato de vendedor de crecepelo en plena fiebre del oro. Pensado para formar pícaros, como primera lección empieza por engañarlos.

Da verdadera lástima, por otra parte, comparar bibliografía en español de este nivel con los estupendos libros norteamericanos que hay sobre estos temas. Serán miserias del seguidismo cultural.

2 respuestas a “Internet para estudiar”

  1. white elephant gifts dice:

    What tops your tree. As with most other out of doors Christmas decorations,.

    On Black Friday she found a much better set that was on
    sale that morning for only $80.

  2. Estudiar a través de Internet realmente tiene sus ventajas. De todos modos no debemos subestimar este tipo de capacitación pues para tener éxito con la misma es necesario ser constantes y tomar con seriedad las clases.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: