ALFIN como disciplina

  • Johnston, B.; Webber, S. 2007. Cómo podríamos pensar: alfabetización informacional como una disciplina de la era de la información. Anales de Documentación, 10:491-504.

El objetivo de este trabajo es reivindicar que la alfabetización informacional debe ser una disciplina con entidad propia. Para Johnston y Webber ALFIN constituye un ámbito de conocimiento diferente de, y a medio camino entre, la Documentación y la Pedagogía. Además, en la sociedad de la información, tiene una relevante función social que cumplir, dando lugar a una práctica curricular independiente también de otras ramas del saber y contenidos docentes.

Los autores empiezan por inspirarse en las ideas de Vannevar Bush (As we may think) y en concreto en una frase suya que resulta entrañable por la fecha en que fue escrita (1945): “El mundo ha entrado en una época de mecanismos complejos y accesibles, y esto va a tener consecuencias”.

Hay aspectos del artículo con los que estoy conforme:

  • Que ALFIN tiene trascendencia social y no sólo personal: la sociedad de la información como marco de la cuestión.
  • Que abarca algo más que destrezas, habilidades y técnicas instrumentales: valores, principios, reglas, responsabilidades, disposiciones intelectuales…
  • Que, en definitiva, si los agentes educativos (diríamos) quieren y pueden intervenir (ser activos) en la conformación de actitudes y aptitudes de los educandos para afrontar las complejidades de la era de la información, pues el asunto es relevante (no fácil).

Sin embargo, en otros puntos, discrepo a fondo:

  • Para empezar, en la terminología: si tan importante es el asunto, ¿por qué reducirlo, al menos en castellano, a “alfabetización” informacional, en lugar de llamarlo educación informacional? Es decir: educación para la sociedad de la información…
  • Aunque nada hay que objetar a la disciplina en cuestión como sector de investigación o campo de estudio, cuya duración y amplitud sólo el tiempo determinará, la verdad es que para ser impartida en la práctica yo prefiero verla asociada a los contenidos, como una enseñanza transversal, incorporada a las prácticas educativas ordinarias. O lo más vinculada y entrelazada con las mismas que sea posible, en todo caso.
  • Justo al contrario de lo que defienden los autores, podría decirse que la importancia de la educación informacional está en que penetre en todas las asignaturas y actividades educativas, porque las tecnologías y fenómenos característicos de la sociedad de la información afectan a toda la enseñanza en todos sus aspectos, y no es suficiente con “añadir” otra asignatura y dejar inalterado el conjunto.

Precisamente porque no es sólo una cuestión de métodos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: