Abierto y cerrado en España

Últimamente las iniciativas de publicación científica en acceso abierto se multiplican en España. Tanto la variedad de archivos institucionales de eprints como la de agregadores de revistas O.A. florecen aquí y allá en un pujante mosaico de proyectos y plataformas de almacenamiento y de recolección de contenidos. Como suele suceder, se trata de una especie importada de otras tierras, pero el acceso abierto se aclimata y prospera con vigor en España, parece. Si no son plantas efímeras y decorativas, o frágiles por la dispersión, rendirán una fértil cosecha.

Hay archivos de eprints en bastantes universidades (e-spacio UNED, UDCDspace U da Coruña, UPCommons, RUA U Alicante y muchos otros). Algunos acogen la producción de varias instituciones, como Recercat o TDR-TDX, de tesis doctorales. Existen también repositorios pequeños y especializados y está, además, el Repositorio Español de Ciencia y Tecnología, RECYT, de la FECYT. Es un caso aparte Dialnet, por su dimensión y porque tiene sumarios, texto completo de unas 200 revistas y tesis doctorales. Entre las plataformas de revistas están ReviCien, e-revist@s, RACO, DML-E, SciELO España, y Temaria. Algunas son de una única institución como Revistas científicas del CSIC o Portal de Revistas Científicas Complutenses.

Para encontrar y recoger los frutos de tanto acceso abierto, empieza a haber herramientas de búsqueda, como el Directorio y recolector de recursos digitales del Ministerio de Cultura, y E-ciencia en Madrid.

Entre las novedades más recientes están el gran archivo institucional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Digital CSIC, y el portal Recolecta, desarrollado por la FECYT y REBIUN como herramienta recolectora o punto de acceso común para la literatura científica española en abierto, con objeto de promover esta forma de publicación, facilitar su uso y hacerla más visible en la Red.

Frente a tan exuberante eclosión de lo abierto, se mantiene cerrado el antiguo jardín casi prohibido de las Bases de datos del CSIC, sobre las que ya he escrito en otra ocasión. Un jardín tal vez abandonado para que languidezca o se agoste, en efecto, como rincón pasado de moda sin la prestancia de los nuevos brotes. Pues mientras las instituciones políticas y académicas, la FECYT, el propio CSIC y también las universidades sufragan y promueven la publicación abierta de documentos con los resultados de la investigación española, estas bases de datos, tan sólo de referencias, continúan siendo un tesoro guardado bajo siete llaves.

O tal vez alguien piensa que las referencias de las publicaciones especializadas editadas en España tienen un valor comercial al que merece la pena hoy en día poner un precio, que hay que pagar para consultarlas íntegramente. Es verdad que se hacen “a mano” y cuestan, pero existen otras soluciones. Además, estas bases de datos hay que usarlas a través de un puerto no estándar que dificulta el acceso desde redes privadas virtuales o servicios inalámbricos de las instituciones académicas, lo que no sucede con ninguna otra base de datos científica. Demasiadas llaves.

Puestos a no dar facilidades y a restringir el acceso a tales bases de datos, podrían cerrarlas del todo y reinvertir los recursos en la Universidad de la Rioja, que demuestra más capacidad para difundir la producción intelectual española en Internet. Así se podría aparejar Dialnet a toda vela.

3 respuestas a Abierto y cerrado en España

  1. Maria Cruz Rubio dice:

    Deseo hacer algunos comentarios al artículo de Javier Guayar “Abierto y cerrado en España” Estoy absolutamente de acuerdo con él en la importancia y necesidad del Open Access para todo tipo de información. Lo que ocurre es que el Sr. Guayar está comparando cosas distintas e incomparables. Las Bases de Datos del CSIC son bases de datos analíticas (con descriptores de contenido) de revistas españolas desde 1975, ( la única en España de este tipo) mientras que Dialnet, (magnífico por otra parte) es un catálogo colectivo de sumarios. El Sr. Guayar, debería haber criticado también la falta de acceso libre total de bases de datos como: Historical Abstracts, Index Medicus, MLA, Rila, etc, etc. que son idénticas a las del CSIC. ¿Por qué no lo hace?. Incluso olvida que existe una base de sumarios ISOC e ICYT, con la misma información de Dialnet y totalmente gratuita y abierta. Ojala todas las bases de datos del mundo sean de acceso libre y a texto completo, pero, por favor, no empecemos tirando piedras sobre nuestro propio tejado.

  2. Me llamo Javier, pero no Guallar, sino Martínez. Somos dos diferentes.
    Hay bases de datos abiertas como Medline, ERIC, TRIS online y otras fuentes de información elaboradas por organismos públicos en el desempeño de sus funciones o por encargo de los gobiernos.
    Lo que quiero decir en este post y en otro anterior sobre el tema (“Las bases de datos del CSIC”) es que SI NO se quiere que estas bases de datos languidezcan ocultas y SI se quiere fomentar la visibilidad internacional y en internet de las revistas y la producción científica española, deberían financiarse y distribuirse de otra manera, que redundara en una mayor apertura, facilidad de acceso y presencia en la Red.

  3. Otra cosa: al carácter ya de por sí periférico de la ciencia publicada dentro de España en relación con la ciencia global (nada comparable a la literatura MLA, H. Abs., ISI, CAS o INSPEC) no se le debería añadir penalizadoramente un índice elaborado por instancias públicas tan cerrado. ¿Dónde está la proyección lingüística, cobrando a toda Iberoamérica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: