Ciencia, evaluación y libertad

Entre las principales fuerzas impulsoras del cambio y la complejidad social, está la tecnociencia, de la que escribo a veces en este blog, bajo la inspiración de Javier Echeverría. Yo creo que la tecnociencia es el segmento cualificado del dinamismo informativo general: la parte más depurada de cuanta información circula y se procesa a través de cerebros y máquinas. Y en el viejo lenguaje de la economía marxista representa la fuerza productiva del emergente modo de producción.

La tecnociencia es un caleidoscopio de agentes sociales, pero entre ellos están, no cabe duda, los científicos, los herederos de la ciencia tradicional. Los científicos son la peculiar mano de obra de un gran sistema productivo. Naturalmente, hay muchas clases de científicos, hay científicos empresarios… Pero muchos de ellos son mano de obra muy básica de las nuevas cadenas de valor.

En los tiempos actuales, toda la economía de los servicios se somete a patrones de gestión y optimización industrial de procesos y resultados. Y la tecnociencia, principal fuerza productiva, también. De modo que la producción científica ha de regirse según criterios de eficiencia y organización racional del trabajo, en sus prioridades, presupuestos, recursos y administración… Y también en la evaluación del rendimiento de los investigadores.

Las actividades cuantitativas de evaluación de la ciencia, de creciente importancia, son una, también peculiar, forma de taylorización de la producción científica. Exceden, desde luego, lo necesario para la dispensación tradicional de mérito y honores académicos. Pero constituyen una exigencia lógica en un sistema donde la sociedad, o las sociedades, invierten ingentes recursos, porque esperan resultados y retornos de las enormes factorías de conocimiento en que laboran legiones de empleados sui generis. La métrica de la información científica es también una valiosa herramienta para el análisis científico de la propia ciencia, etc.

La investigación ha dejado de ser una profesión libre y artesanal para convertirse en una empresa que produce en serie, masivamente. La evaluación cuantitativa de los resultados y de los propios científicos es parte de esa transformación. Pero la ciencia tradicionalmente ha reclamado libertad intelectual, ejercicio sin restricciones de la creatividad, como su mejor fermento.

¿Es susceptible la ciencia de someterse a tanto escrutinio? ¿Tanta rendición de cuentas y afán de impacto será contraproducente para el propio conocimiento? ¿Se trata de otro de los conflictos internos de la tecnociencia? ¿Perderá la ciencia su liderazgo moral en cuanto a valores que se le suponían definitorios: independencia, desinterés…? ¿O lo de la libertad era otro mito sobre la ciencia?

P.S. 02-07-09: En relación con este tema he escrito en ThinkEPI también esto: Bibliometría y Academia.

3 respuestas a Ciencia, evaluación y libertad

  1. JP dice:

    Creo que es la otra cara de la I+D+i, positiva para orientar a las empresas, pero quizá no tanto por auditar en exceso a las Universidades…

    Saludos,
    JP

    Historias de JP

  2. Joaquin dice:

    Yo creo que no se trata tanto de la información que se obtiene (que siempre es buena), sino del uso que se hace de ella. En la medida que la mayoría de los científicos son funcionarios, hay una garantía de libertad razonable: aunque no hagas lo que toca, o no sea tan “productivo”, no pierdes el empleo. La productividad se utiliza como un incentivo (o un conjunto de incentivos).

    Sobre el aumento del fraude científico producido por la no funcionarización de los científicos se puede leer (entre otras cosas muy interesantes) en el libro “Las mentiras de la ciencia. Cómo y porqué mienten los científicos” de Federico di Troccio.

  3. Bueno, eso, tal vez, una “libertad razonable”. Pero, no digo yo que injustificadamente, lo cierto es que se incentiva la investigación con impacto, esto como mínimo. En el más “desinteresado” de los casos se promueve hacer aquella investigación que impacte entre los colegas. lo que limita la independencia al elegir los temas de investigación. Seguramente no pueda ser ya de otro modo, pero hay que reconocerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: