Comercialización de la ciencia

15 febrero 2009

Una de las maneras en que se industrializa el conocimiento social y, en concreto, su segmento más cualificado, la ciencia, es a través de la preponderancia de la llamada tercera misión de las universidades (segunda en los centros públicos de investigación que no imparten enseñanza). Se trata de la labor de transferencia de conocimiento, de aplicación de las innovaciones a los sectores productivos, que se lleva a cabo mediante valorización y comercialización, licencias y contratos de tecnología, creación de spin-offs, etc.

Es lógico plantearse cómo afecta esta nueva función emprendedora de la investigación pública a la eficacia, calidad y también a los valores y criterios con que se desempeñan las otras tareas: la creación de conocimiento y la educación (si es el caso). Comentando otro artículo, ya he escrito sobre esto en una entrada anterior. Esta vez me ha llamado la atención un trabajo reciente al respecto, que estudia una amplio periodo temporal (1980-2004), está centrado en los principales investigadores de una institución alemana tan representativa como la Max Planck Gessellschaft y se presenta con un título sugerente.

Buenstorf realiza un análisis empírico y cuantitativo del que concluye que la actividad inventiva de los investigadores considerados coincide con un mejor rendimiento científico por su parte (número de publicaciones y citas recibidas). También, el trabajo de comercialización de innovaciones mediante licencias con empresas correlaciona positivamente con una mayor productividad e impacto en artículos científicos. Sin embargo, la implicación en spin-offs suele representar a largo plazo una contracción en la producción científica de los emprendedores.

El autor explica que sus resultados son consistentes con otros estudios anteriores, confirmando que las tareas de invención, innovación y comercialización, con la salvedad de la responsabilidad sobre las spin-offs, repercuten más positiva que negativamente en el desempeño científico de los investigadores, considerados sólo desde un punto de vista individual. Sin embargo, Buenstorf no consigue probar que esto se deba a un incremento del aprendizaje derivado del contacto con el sector privado, ni a un aumento de los recursos debido a las licencias, etc. Las causas permanecen, pues, escondidas. 

Tampoco salen a la luz en el estudio de Buenstorf otras repercusiones de la función emprendedora en la ciencia: el cambio en las prioridades de la investigación, la alteración de los ritmos de publicación, la variación en los niveles de independencia con que se enfocan trabajos y conclusiones, el puesto que debe ocupar la evaluación social de la tecnología, etc.

Tomamos, pues, nota de que diversos análisis empíricos parciales abonan la hipótesis de que a más comercialización, más ciencia, sin que se conozcan ni las causas del fenómeno, ni las determinaciones y condicionantes de la ciencia resultante. Parece que todo aboca a nuevas e imaginativas sinergias e hibridaciones entre financiación pública del conocimiento, creación social de riqueza y oportunidades de negocio particulares. O sea, una fecunda reelaboración vanguardista del complejo militar-industrial de la posguerra.


Maritime Answers y workflows

13 octubre 2008

Maritime Answers es un buscador especializado en temas de náutica, transporte y navegación marítima. Ha sido puesto en marcha hace pocos meses, fruto de la colaboración entre Informa Maritime & Transport, una editorial del sector naval responsable del portal de información y las publicaciones Lloyd’s List, y la empresa tecnológica Convera, que crea servicios de “búsqueda vertical” en internet (más recientemente ha desarrollado un buscador para óptica e ingeniería fotónica con el Institute of Physics: search.optics.org).

Maritime Answers permite buscar en All Maritime Answers domains o en la Web en general, pero no aclara qué dominios o tipos de contenidos explora, o qué motor de búsqueda o técnicas emplea. Clasifica los resultados obtenidos en cuatro categorías: All, news, jobs, events. No ofrece asistencia o consejos sobre cómo buscar y carece de una búsqueda avanzada. Acompaña los resultados con noticias, búsquedas populares y enlaces recomendados que remiten en muchos casos a contenidos de la empresa editorial patrocinadora.

Una aportación extra de los editores a Maritime Abstracts es una especie de wiki-diccionario sobre el sector de la industria naval, Shippipedia, que complementa con definiciones y artículos breves la información localizada en páginas web a través del buscador.

Maritime Abstracts sin duda parece útil e interesante, por su especialización sectorial, y a pesar de su simplicidad. Lo peor es la falta de explicación sobre su funcionamiento, alcance, límites y contexto: esa manera de tratar al usuario como un mero target al que fidelizar en el consumo de información del editor/propietario de contenidos que promociona el buscador. Pero así son las cosas.

Como dice expresivamente la nota de prensa que los socios de Maritime Answers sacaron con motivo de su lanzamiento: lo esencial es colocarse en los workflows de los clientes (en los nuevos workflows digitales, colaborativos, etc.), situando en ellos las marcas editoriales mediante buscadores verticales, widgets, toolbars y otras herramientas o dispositivos. 

Maritime Answers es un caso de marketing digital que ayuda entender otras iniciativas editoriales y comunicativas. Introducirse en los workflows del cliente y canalizar tráficos hacia los contenidos propios, creando comunidades online leales, permite competir con y segmentar el macronegocio transversal de Google. Un buscador vertical además aprovecha la ventaja comparativa de la pertinencia y especialización, frente al maremágnum generalista de Google. 


NTIS, con una nueva interfaz

10 mayo 2008

El National Technical Information Service (NTIS) de los E.U.A. reúne informes técnicos encargados o realizados por departamentos del gobierno federal y otros organismos nacionales y extranjeros. Cuenta con casi tres millones de documentos, incluyendo textos electrónicos, microformas, software, registros audiovisuales, etc. Se trata de informes de trabajos de investigación y estudios de carácter científico, tecnológico, industrial, económico, etc. de todas las ramas del conocimiento y sectores de actividad. NTIS suministra copias de estos documentos a quien los solicita, previo pago de sus tarifas, pues es un organismo que se autofinancia con sus servicios.

NTIS distribuye documentación de esta forma a todo el mundo, es un centro clave en materia de información tecnológica y un exponente más de la influencia internacional que los E.U.A. ejercen no sólo mediante el liderazgo militar o industrial, sino abriendo su masa crítica de cultura y conocimiento al exterior, permitiendo que se propague con la ayuda del idioma y, ahora, de las TIC.

Desde 1964 NTIS mantiene una base de datos muy detallada sobre su documentación, cuya consulta ha venido facilitando tradicionalmente a través de diversos distribuidores comerciales de información (STN, Dialog, SilverPlatter, Engineering Information, etc.) De esta manera, desde hace mucho, ha promovido la difusión de sus colecciones y servicios, generando al mismo tiempo ingresos también por la información referencial.

Con el desarrollo de Internet, sin embargo, NTIS ha abierto poco a poco su base de datos a la consulta a través de su propia web, de un modo cada vez más cómodo y eficiente. El interés por fomentar directamente la venta online de sus documentos ha hecho necesario proporcionar una herramienta de búsqueda básica y gratuita, a modo de catálogo. Así, mejora la accesibilidad de sus contenidos, de acuerdo con su misión, pero sin renunciar a la explotación comercial.

Desde hace unas semanas, NTIS tiene una nueva interfaz de búsqueda de informes en su web, con prestaciones más potentes:

  • El formulario de búsqueda tiene bastantes posibilidades, pero no es tan flexible como el de una base de datos comercial.
  • Permite restringir la búsqueda por fechas, por áreas temáticas, tipología de los documentos y por organismos patrocinadores.
  • Tiene más capacidad de recuperación booleana, embebida en los formularios, así como una ayuda muy desarrollada y explícita.
  • El refinado, análisis, tratamiento o explotación de los resultados de un rastreo son prácticamente imposibles, pues el sistema funciona más bien a la manera de un buscador.
  • La visualización y contenido de las referencias son muy pobres, sobre todo si se compara con la exhaustiva información que aparece en la base de datos NTIS vía proveedores comerciales.
  • En particular, del resumen sólo se muestra el comienzo, las cuarenta primeras palabras más o menos, lo que dificulta la decisión sobre si interesa o no adquirir el documento, a menos que se cuente con la referencia completa a través de un proveedor comercial.
  • Por otro lado, también es cierto que la consulta integrada de la base de datos NTIS con otras fuentes de información especializada incluidas en las plataformas comerciales es muy enriquecedora.
  • Además, mientras que en su sitio web NTIS sólo incluye referencias desde 1964, la versión comercial de la base de datos puede incluir informes desde principios de siglo, la cobertura no es la misma.

Así pues, aunque la nueva interfaz resulta un progreso interesante, por supuesto no hace prescindible la base de datos NTIS comercial, pues el organismo no renuncia a facilitar valor añadido a través de distribuidores de pago. Practica un hábil equilibrio impulsando su penetración directa en Internet sin prescindir de la indirecta.


Thomas Global, industrias

27 febrero 2008

Para buscar información sobre empresas industriales en muchos países del mundo, incluida España, se puede utilizar Thomas Global, el hermano internacional de ThomasNet, el famoso directorio estadounidense. ThomasNet es la versión actual en Internet del tradicional Thomas Register of American Manufacturers, nacido en 1898 y conocido durante muchas décadas como la “Biblia de la industria norteamericana” (hay una página con su historia).

tgr_web-logo_mx.jpg

Thomas Global es un directorio industrial, sobre empresas, productos y servicios de los países con las economías más desarrolladas. Se define a sí mismo como “el más completo y actualizado directorio de proveedores industriales mundiales y de información sobre productos”, con la misión “de reunir en Internet a los compradores y vendedores industriales para facilitarles el proceso de compra”. Es, también, el resultado de reunir directorios regionales preexistentes, entre ellos uno europeo, ante la conveniencia de una información más integrada para una economía más global.

En realidad, Thomas Global facilita información sólo sobre empresas, aunque permite buscar por productos. Está organizado típicamente como un directorio jerárquico por sectores de actividad, aunque dispone de un sistema básico de búsqueda por producto o servicio, nombre de la empresa y país de ubicación. Es útil para identificar fabricantes o proveedores de un determinado tipo de producto, material, mercancía o servicio, aunque no proporciona catálogos, ni descripciones o especificaciones de los mismos u otros contenidos, como hace GlobalSpec.

La información que proporciona Thomas Global de cada empresa es muy sucinta, pero incluye la dirección web, así como otros datos de contacto, el número de empleados, la gama de productos y algún detalle más. El volumen de industrias incluidas es enorme, unas 700.000 empresas clasificadas por sectores en 11.000 categorías temáticas de productos y servicios. Se trata de empresas radicadas en casi 30 países: muchos de los de la Unión Europea, EUA, Canadá, México, Brasil, Turquía, India, Taiwán, China y Japón.

Thomas Global se puede usar en nueve idiomas. La versión en español tiene dominio Internet de México. Es un servicio gratuito para el usuario, que, dándose de alta, ofrece prestaciones personalizadas: historial de consultas, lista personal de empresas, suscripción de alertas y boletines, etc. Entre las facilidades complementarias que proporciona está un servicio de búsqueda sobre nuevos productos recientemente puestos en el mercado.

Un muestreo al azar en Thomas Global en 20 categorías da una cierta idea de la cobertura o presencia de empresas españolas, mediante la comparación con el número de empresas estadounidenses incluidas:

  • CATEGORÍA:  nº empresas españolas  /  nº empresas EUA 
  • Esmaltes cerámicos:  6  /  45
  • Circuitos integrados:  17  /  418
  • Monitores para PC:  22  /  307
  • Electroválvulas:  30  /  262
  • Materiales plásticos de PVC:  28  /  103
  • Rodamientos:  31  /  427
  • Motores eléctricos:  58  /  501
  • Embalaje y envasado (servicios):  34  /  390
  • Calderas industriales:  23  /  154
  • Hubs para telecomunicaciones:  11  /  57
  • Componentes para automoción:  13  /  819
  • Fotosensores:  7  /  71
  • Fundiciones termorresistentes:  7  /  161
  • Compresores de alta presión:  17  /  354 
  • Acero de alta resistencia:  12  /  94
  • Papel:  54  /  782
  • Consultores en ingeniería marítima:  27  /  176
  • Colorantes:  34  /  73
  • Acetonas:  11  /  66
  • Pernos y tornillos:  89  /  1056


Knovel, tecnología e industria

30 noviembre 2007

Dentro del mundo incierto de los libros electrónicos (que parecen venderse más que comprarse) hace tiempo que soy partidario de Knovel. Tal vez me dejo influir involuntariamente por el hecho de que no se empeña en ofrecer pruebas gratuitas de sus libros de mil en mil, pero el caso es que Knovel me convence, aunque no siempre resulta barato de precio, desde luego, y opera mediante suscripción.

top_logo.gif

Knovel es una plataforma de distribución de libros electrónicos especializados en temas tecnológicos e industriales. Incluye ahora unos 1.400 títulos, que corresponden a muy diversos sectores: química, bioquímica, biotecnología, alimentación, farmacia, ingeniería aeroespacial, civil, industrial, mecánica, eléctrica, electrónica, ambiental, energía, materiales, metalurgia, textiles y plásticos, etc. En muchos casos se trata de obras de referencia, handbooks y fuentes de datos fundamentales, algunas clásicas, en cada rama de la técnica.

Además de por su propia especialización, o sea, por la orientación concreta de sus colecciones, Knovel me parece convincente porque:

  • Es un distribuidor multieditorial, que reúne contenidos de calidad plurales y seleccionados, procedentes de unos 50 editores internacionales de gran prestigio.
  • Los títulos se pueden suscribir individualmente según las propias necesidades, y no sólo en forma de paquete o colección temática preestablecida, aunque esto sea lo recomendado. 
  • Constituye un conjunto diverso y equilibrado de datos de referencia, propiedades de materiales y sustancias, descripciones de procesos, procedimientos estándar, cálculos y fórmulas, manuales técnicos, enciclopedias, guías, informes, etc.
  • Permite la recuperación integrada de toda la información incluida en los libros, tablas y documentos, desde datos precisos a cuestiones generales, con una presentación e interfaz más que aceptables y una impresionante búsqueda avanzada, a la altura de la especialización de los contenidos.
  • Facilita herramientas de análisis y cálculo para manejar, aprovechar y exportar los datos científico-técnicos obtenidos en las búsquedas: tablas interactivas, tablas con trazado de gráficos, visualizadores de diagramas de fase, hojas Excel, conversores de unidades, etc.
  • Los contenidos puramente textuales están en el siempre tranquilizador y cómodo formato PDF, capítulo por capítulo.
  • Es un servicio bien adaptado a clientes bibliotecarios y corporativos, en entornos institucionales y académicos, no dirigido sólo directamente al usuario final, por tanto.
  • Suministra estadísticas de utilización serias y frecuentes, sin que haya que encargarlas, buscarlas o desentrañarlas.

En resumen, Knovel selecciona y reúne información de calidad, la enriquece mediante un tratamiento y organización que la hace más productiva, y la canaliza de forma flexible y atenta a las conveniencias del usuario: hace algo más que digitalizar y comercializar el libro tradicional. Es una buena biblioteca.


Sitios web de I+D+I en España

28 octubre 2007

¿Dónde puedo buscar información sobre I+D+I en España, de alcance nacional? En numerosos sitios web, de organismos del Gobierno, fundaciones y asociaciones, como los siguientes:

  • Página de Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación y Ciencia, que incluye entre otras cosas programas de recursos humanos, los OPIs españoles, infraestructuras e instalaciones científicas, proyectos de investigación, evaluación en la ANEP y la CNEAI, transferencia de tecnología, planes nacionales de I+D, estadísticas económicas, indicadores de I+D, cooperación y planes regionales de I+D+I, etc.
  • Ingenio 2010, de la Presidencia del Gobierno, que incluye los programas Consolider, CENIT, Avanza, Euroingenio e información sobre la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (CICYT).
  • Plan Nacional de I+D+i 2008-2011, con información completa al respecto y acceso al documento de Estrategia Nacional de Ciencia y Tecnología (ENCYT).
  • FECYT, Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología , para promover el análisis y reflexión sobre el progreso científico-tecnológico y la divulgación de la ciencia y la tecnología, así como facilitar servicios a la comunidad I+D.
  • SISE, Sistema Integral de Seguimiento y Evaluación, observatorio permanente del sistema español ciencia-tecnología-sociedad: descripción, estudios, informes, indicadores, encuestas, evaluación.
  • INEbase, Investigación y desarrollo tecnológico, Instituto Nacional de Estadística: indicadores estadísticos anuales sobre recursos y resultados de la ciencia y tecnología en España.
  • Tecnociencia, el Portal español de la Ciencia y la Tecnología, con información general y noticias sobre el sector.
  • Portal Español de Movilidad para Investigadores, información práctica para venir a o salir de España.
  • CDTI, Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, promotor de la innovación y el desarrollo tecnológico entre las empresas españolas.
  • PROFIT, Programa de Fomento de la Investigación Técnica, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
  • Registro de Entidades I+D, de entidades que realizan actividades de I+D, del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
  • Instituto de Salud Carlos III, cabecera de la investigación biomédica: Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS), indicadores de I+D, evaluación de tecnologías sanitarias, centros de investigación, redes temáticas, Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud, etc.
  • DGAM, programas de I+D de la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa.
  • Fundación COTEC, Fundación para la Innovación Tecnológica, que incluye abundantes estudios, informes, análisis y documentos electrónicos sobre la innovación en España, orientados sobre todo a las empresas.
  • Servicio Europa I+D, de la CRUE, información de la I+D de las universidades españolas en el marco europeo, etc.
  • SOST, Oficina Española de Ciencia y Tecnología en Bruselas, para el asesoramiento sobre I+D en el ámbito europeo.
  • RedOTRI, Red de Oficinas de Transferencia de Resultados de la Investigación de las universidades, con documentos electrónicos, etc.
  • OPTI, Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial: informes, estudios y análisis sobre tendencias y perspectivas de futuro en materia tecnológica.
  • COSCE, Confederación de Sociedades Científicas de España, que agrupa a unas sesenta y coordina sus inquietudes en I+D+I (Acción CRECE, etc.)
  • FEDIT, Federación Española de Centros de Innovación y Tecnología, que agrupa a los centros tecnológicos, organismos de innovación radicados en o dirigidos hacia el sector productivo.
  • APTE, Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España.

eFunda, para los ingenieros

5 octubre 2007

eFunda, con una “e” que inusitadamente no proviene de electronic, significa Engineering Fundamentals, y es un recurso de referencia en línea, una fuente de datos científico-técnicos para los ingenieros. Su uso está bastante extendido en los E.U.A., sobre todo en el campo de la ingeniería mecánica e industrial, de diseños y procesos, y en las propias industrias.

efunda_blue.gif

En sus propios términos, el objetivo de eFunda es proporcionar información fiable, rápida y concisa a los profesionales en ejercicio, para las necesidades y dudas del trabajo diario, acerca de cuestiones básicas: contenidos y datos muy variados que se pueden estudiar en las escuelas de ingeniería y que, por no estar constantemente sobre ellos, el ingeniero no los recuerda cuando los precisa.

eFunda deja claro que no es un buscador, ni un catálogo de hipervínculos, sino una fuente de datos con contenidos sustantivos, una publicación en línea a la que se accede mediante suscripción, según diversas modalidades y tarifas (aunque deja consultar libremente durante un rato).

eFunda incluye seis apartados principales de información: i) datos de materiales (elementos, aleaciones, polímeros, etc.); ii) técnicas de diseño muy usadas en ingeniería; iii) procesos y tatamientos industriales (mecanizados, térmicos, moldeados, etc.); iv) constantes, y unidades científicas y conversión de las mismas; v) fórmulas de uso frecuente por parte de los ingenieros; y vi) procedimientos matemáticos y calculadoras en línea para resolver problemas habituales, basadas en webMathematica.

Además eFunda ofrece algunos servicios complementarios, como directorio de empresas y profesionales, búsqueda de empleo, noticias, foros, publicaciones gratuitas, etc.

Intute otorga a eFunda una mención de Editor’s choice en la entrada principal del recurso, e incluye otras cuatro entradas sobre páginas o apartados específicos diferentes de esta fuente (materiales, matemáticas, etc.)