“The claims of Google Scholar”

En este artículo Bruce White opina que, desde su aparición en 2004, Google Scholar ha causado entre los profesionales de la información y las bibliotecas un gran revuelo, pero que, en general, se han mostrado críticos: según ellos no es una fuente de información científica seria y valiosa; por su deficiente funcionamiento, no se puede comparar con bases de datos como Web of Science, PubMed, SciFinder, etc.

Gran parte del revuelo suscitado entre dichos profesionales, se debe, según White, al miedo de que, a pesar de todo, los usuarios finales (científicos, estudiantes, etc.) acaben enganchados a Google Scholar, abandonando las fuentes de calidad. Se teme que sean víctimas de la adición a lo fácil, cómodo y rápido, a costa del rigor y la excelencia.

El autor del artículo, por el contrario, no cree que los usuarios acaten esa ley del mínimo esfuerzo de forma inexorable. Y piensa además que hay aspectos en que Google Scholar puede ser útil como una fuente de información científica seria y formal, ilustrándolo con diversos ejemplos y comparaciones. Las virtudes fundamentales del buscador, según White, serían en resumen las siguientes:

  • Busca por texto completo en lugar de mediante referencias o abstracts
  • Recupera documentos escondidos en sitios recónditos de la Red
  • La cobertura de contenidos es sumamente extensa
  • Coloca los resultados más relevantes los primeros
  • Reúne documentos de repositorios digitales junto a los arbitrados 
  • Rastrea muy eficazmente las citas de los artículos

B. White también reconoce limitaciones en el buscador: la pobreza del sistema de recuperación, las inconsistencias en los resultados, la precariedad de la ordenación por fechas, la falta de metadatos fiables, etc. Explica y excusa estas deficiencias porque Google Scholar opera rastreando y amalgamando una gran cantidad de fuentes primarias y secundarias, estructural y tipológicamente muy heterogéneas.

Bruce White ofrece una visión sensata de Google Scholar, pero más centrada en la parte medio llena de la botella. Supongo que muchos de los críticos que han estudiado la parte medio vacía tampoco han dicho en realidad que Google Scholar no sirva para nada a los científicos o a los profesionales de la información. ¿Cómo lo veo yo?

Es cierto que Google Scholar barre una enorme extensión de la Red, recogiendo toda clase de cosas procedentes de muchos rincones (aunque se deje algunos). Encontrar más resultados, sin embargo, no es siempre la meta, a veces se buscan mejores, seleccionados. Buscar por texto completo puede ser muy útil en ocasiones, pero tampoco siempre, y carecer de la capacidad para discriminar estructuras o relevancias textuales (resúmenes, descriptores, referencias, etc.) no se ve que pueda ser ventajoso. Sabemos que el Scholar es un motor de búsqueda, no una base de datos, y que aporta un enfoque complementario a la recuperación de información, pero ha de justificarse por sus resultados. Y en cuanto a los resultados… los jerarquiza de forma unívoca, imponiendo su patrón de relevancia…

El Scholar es una herramienta imprecisa, pero poderosa, que abarca mucho y se usa con facilidad. Como su padre, el gran Google, automatiza, simplifica el penoso trabajo de pensar dónde acudir y cómo buscar y reunir la información, sustituyéndolo por el de rellenar casilleros triviales y recorrer pantallas previamente organizadas, y liberando la mente para otras tareas… Tiene el poder de la simplificación, frente a la dispersión, complejidad, dificultad, etc. Su gran virtud no radica en ninguna clase de calidad sino en su potencia para mediar de manera simple en el tráfico de información científica.

Tal vez, cuando la situación de la comunicación científica sea aún más confusa e intrincada que ahora, con volúmenes todavía mayores de datos y documentos, o si flaquean sus asentados competidores, las bases de datos, Google Scholar consiga con su poder de simplificación hacerse con un cierto monopolio, en virtud de la ley del mínimo esfuerzo, que es casi tan inapelable como las de la Termodinámica (si es que no se reduce a ellas). Por ahora, el Scholar es útil como complemento de las bases de datos científicas (“a valuable supplement”, dice el propio Bruce White).

Una respuesta a “The claims of Google Scholar”

  1. Teresa Castañon dice:

    vivo cerca del observatorio y me encantaria eme enviaran enlaces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: