Tendencias en las patentes

23 noviembre 2009

El último número de la revista Science and Public Policy está dedicado íntegramente al sistema europeo de patentes, aunque también se refiere a la problemática en Estados Unidos y a las circunstancias comunes del sistema de patentes en el mundo. La situación actual parece aconsejar u obligar a emprender reformas, cuando no a cuestionar la concepción del sistema. Y en todo caso resulta urgente estudiarlo desde enfoques no sólo jurídicos, sino también políticos y socioconómicos, cosa que hasta recientemente no se ha hecho.

A la luz de los artículos reunidos, especialmente los de Susana Borrás y Brian Kahin, o los de Matthhew J. Elsmore, podríamos resumir, de manera muy simple, las tendencias y situación del sistema de patentes, en lo siguiente:

  • Existe un conflicto entre la territorialidad de las patentes y la globalización de la economía y la innovación; este contrasentido conduce entre otras cosas a la proliferación de las solicitudes de patente en las diferentes oficinas nacionales.
  • El intenso crecimiento y diversificación de la investigación, las nuevas áreas de conocimiento abiertas, provocan el aumento de las solicitudes de patente y crean incertidumbres (económicas, técnicas, morales) sobre el alcance de lo patentable.
  • Por sí mismo, el aumento espectacular de las solicitudes de patente en todas las oficinas lleva a retrasos y dificultades en su gestión, encarece los procedimientos, perjudica la calidad y, como vía de solución, llama a la cooperación entre las distintas oficinas.
  • Europa se enfrenta además a su propia complejidad estructural al poseer un “sistema de sistemas” de patentes (EPO), las oficinas nacionales y un proyecto siempre abierto de patente comunitaria (UE), todo ello en constante perspectiva de reforma. 
  • Los Estados Unidos afrontan, en cambio, problemas específicos de calidad y permisividad en sus patentes y de conflictos entre los diferentes actores públicos y privados implicados en el sistema.
  • La creciente especialización de la innovación introduce cada vez más diferencias en la utilidad o aplicación de las patentes en cada sector, y cuestiona la viabilidad de un régimen unitario de patentes para la industria sanitaria, la biotecnología, las TIC, etc.
  • El sistema de patentes padece una cierta insularidad, ha llegado a ser un instrumento demasiado legalista, una cuestión de títulos de propiedad, orientada a los procesos y aislada de las políticas socioeconómicas y los problemas de la innovación.
  • El desarrollo del derecho de propiedad industrial propende, por mecanismos internos, a que las patentes sean más bien intrumentos de influencia y dominio de los intermediarios y de las grandes empresas tenedoras de carteras de patentes.
  • No pocas veces es cuestionado que las patentes sirvan para promover la innovación y el bienestar socioeconómico, frente al dominio público o los sistemas abiertos; entre otras razones por su frecuente utilización táctica o abusiva.
  • Las disfunciones acumuladas y las dificultades para promover reformas sustanciales en procesos tan burocráticos hacen que se hable incluso de un agotamiento o al menos de un “calentamiento global de las patentes” (EPO).

Las patentes, derechos exclusivos sobre la aplicación práctica de piezas de información, están sometidas casi a los mismos avatares y tensiones que los derechos de autoría o que la transmisión de información mediante la educación: los que se derivan de la creciente fluidez de las dinámicas informacionales en el medio TIC. La veloz y masiva replicación y comunicación de la información dificulta mantener regulaciones o métodos más sólidos y estructurados, propios de otra época. ¿El Derecho también es, como la Educación, cosa de otra época? ¿A qué velocidad puede cambiar el Derecho (o la Educación)?

Anuncios

Comercialización de la ciencia

15 febrero 2009

Una de las maneras en que se industrializa el conocimiento social y, en concreto, su segmento más cualificado, la ciencia, es a través de la preponderancia de la llamada tercera misión de las universidades (segunda en los centros públicos de investigación que no imparten enseñanza). Se trata de la labor de transferencia de conocimiento, de aplicación de las innovaciones a los sectores productivos, que se lleva a cabo mediante valorización y comercialización, licencias y contratos de tecnología, creación de spin-offs, etc.

Es lógico plantearse cómo afecta esta nueva función emprendedora de la investigación pública a la eficacia, calidad y también a los valores y criterios con que se desempeñan las otras tareas: la creación de conocimiento y la educación (si es el caso). Comentando otro artículo, ya he escrito sobre esto en una entrada anterior. Esta vez me ha llamado la atención un trabajo reciente al respecto, que estudia una amplio periodo temporal (1980-2004), está centrado en los principales investigadores de una institución alemana tan representativa como la Max Planck Gessellschaft y se presenta con un título sugerente.

Buenstorf realiza un análisis empírico y cuantitativo del que concluye que la actividad inventiva de los investigadores considerados coincide con un mejor rendimiento científico por su parte (número de publicaciones y citas recibidas). También, el trabajo de comercialización de innovaciones mediante licencias con empresas correlaciona positivamente con una mayor productividad e impacto en artículos científicos. Sin embargo, la implicación en spin-offs suele representar a largo plazo una contracción en la producción científica de los emprendedores.

El autor explica que sus resultados son consistentes con otros estudios anteriores, confirmando que las tareas de invención, innovación y comercialización, con la salvedad de la responsabilidad sobre las spin-offs, repercuten más positiva que negativamente en el desempeño científico de los investigadores, considerados sólo desde un punto de vista individual. Sin embargo, Buenstorf no consigue probar que esto se deba a un incremento del aprendizaje derivado del contacto con el sector privado, ni a un aumento de los recursos debido a las licencias, etc. Las causas permanecen, pues, escondidas. 

Tampoco salen a la luz en el estudio de Buenstorf otras repercusiones de la función emprendedora en la ciencia: el cambio en las prioridades de la investigación, la alteración de los ritmos de publicación, la variación en los niveles de independencia con que se enfocan trabajos y conclusiones, el puesto que debe ocupar la evaluación social de la tecnología, etc.

Tomamos, pues, nota de que diversos análisis empíricos parciales abonan la hipótesis de que a más comercialización, más ciencia, sin que se conozcan ni las causas del fenómeno, ni las determinaciones y condicionantes de la ciencia resultante. Parece que todo aboca a nuevas e imaginativas sinergias e hibridaciones entre financiación pública del conocimiento, creación social de riqueza y oportunidades de negocio particulares. O sea, una fecunda reelaboración vanguardista del complejo militar-industrial de la posguerra.


FreePatentsOnline, patentes

18 noviembre 2007

Entre los sistemas abiertos de búsqueda de patentes en internet destaca FreePatentsOnline, aunque no parece haber sobre él mucha información. Funciona desde hace años (¿2005?) y ha sido mejorado recientemente, supongo que para competir con Google Patent Search, que sería su gran rival entre las bases de datos de patentes privadas pero de uso gratuito, financiadas con publicidad (o sea, dejando a un lado los servicios de las oficinas de patentes como Esp@cenet, USPTO, JPO, etc. y de los proveedores comerciales como Derwent, Delphion, CAS, etc.)

patents.gif

En cuanto a contenidos, FreePatentsOnline permite buscar todas las patentes norteamericanas (USPTO) y europeas (EPO) y anuncia que va a incluir las japonesas (JPO). De los tramos más modernos cuenta con texto completo recuperable y de otros sólo con imágenes pdf. Todos los archivos pdf se pueden abrir una vez que uno se ha registrado, lo que es gratuito y también da derecho a servicios personalizados de gestión de resultados, mediante carpetas que se pueden compartir, exportación de datos a Excel, alertas y RSS, archivo de búsquedas, etc. Los documentos pdf se pueden ver, descargar e imprimir completos, frente a lo que ha venido ocurriendo mucho tiempo en bases de datos públicas (USPTO, Esp@cenet).

Las posibilidades de búsqueda en FreePatentsOnline son bastante amplias para un sistema gratuito. Aunque ofrece un casillero simple, estilo buscador, en la página de inicio, la “Advanced search” admite dos modalidades: “Quick search” mediante un formulario con 26 campos de búsqueda y “Expert search” mediante sentencias de búsqueda con códigos de campo y operadores booleanos, de truncamiento, de proximidad y de relevancia. Son recuperables numerosos datos técnicos de las patentes, se puede buscar por clasificaciones (internacional y US, aunque no hay índices) y se enlaza también a las patentes citadas por y que citan a la visualizada. Las referencias de las patentes se exportan en formatos Bibtex y Endnote.

Además, FreePatentsOnline ofrece un extenso sistema de ayudas y explicaciones, no sólo sobre el manejo de la fuente en concreto (un tutorial muy detallado), sino incluso sobre propiedad intelectual, cómo funciona el sistema de patentes y cómo son los documentos de patente, qué comporta buscar patentes, clases de búsqueda, etc.

Más allá de lo que FreePatentsOnline permite en su sitio web directamente a los usuarios registrados, ofrece adicionales “Data services“, personalizados para el cliente, de análisis y minería de datos de patentes, mediante potentes y sofisticadas tecnologías.

Sea de ello lo que fuere, insisto en que para tratarse de un servicio de búsqueda abierto y gratuito, las prestaciones de FreePatentsOnline me parecen más que apreciables, aunque sea tal vez menos conocido y penetrante que Google Patent Search, que, por cierto, sigue en beta. Entretanto, se anuncia otro nuevo actor en el escenario de la información IP: Patents.com

Sobre bases de datos de patentes se ha publicado hace poco un artículo que estudia y compara precisamente las otras, las comerciales y las de oficinas públicas de patentes:

Y otro artículo reciente que repasa el panorama de las bases de datos de patentes, incluyendo someramente FreePatentsOnline es:


Patentes y curriculum científico

15 julio 2007
  • Guasch, Luis M. (2007). Nuevas perspectivas en la evaluación de las patentes como parte del curriculum científico. Revista Española de Documentación Científica, 30(2):218-240.

El artículo de Guasch aborda la creciente importancia de las patentes en el curriculum de los científicos de universidades y centros públicos de investigación, junto con las dificultades y tensiones que ello entraña y las direcciones de posible evolución. Entre estas, Guasch destaca la conversión en agencia estatal del CSIC y la constitución como empresas de los departamentos de transferencia, valorización y comercialización pertenecientes a organismos de investigación. De hecho, asegura que los sistemas de I+D y de innovación parecen ser más eficientes cuantos más intermediarios actúan en ellos. También apunta Guasch la necesidad de indicadores rigurosos de evaluación de la actividad científica, para medir y juzgar adecuadamente a los inventores y las invenciones.

Naturalmente, las patentes tienen más importancia en la vida profesional de los científicos porque las universidades y OPIs están empezando a desempeñar una tercera función, la de agentes de la innovación, del desarrollo económico, empresarial e industrial, como parte de la “triple hélice” (Patentes en las universidades).

A mi modo de ver, en las universidades las dificultades para armonizar la segunda función (generación de conocimiento) con la tercera (innovación empresarial) no son triviales y residen en varios aspectos:

  • Organización de las universidades para asumir dentro de sus esquemas académico-corporativos la tercera función, que requiere un estilo de gobierno más empresarial, una gestión más ejecutiva, una política activa.
  • Transparencia y armonía de la relación y la transición público/privado en el nuevo escenario, tanto para las personas como para los organismos.
  • Conflictos de prioridad entre publicación y comercialización del conocimiento generado, no fácilmente solucionables con “años de gracia” para los científicos.
  • Heterogeneidad de patentes y publicaciones desde el punto de vista de la evaluación de su impacto: éxito comercial frente a reconocimiento por los pares.
  • Como Guasch explica, influencia del contexto de transferencia en el desarrollo y comercialización de las patentes, más allá de la competencia del científico y la calidad de sus resultados.

En definitiva, la tercera función pone a prueba seguramente la ética tradicional de la investigación científica, tal como fue codificada, por ejemplo, por Robert K. Merton. No obstante, no creo que ello sea un impedimento decisivo, aunque entrañe conflictos de valores (¿Qué es la tecnociencia?).


Pocas patentes universitarias

12 mayo 2007

La principal conclusión con que me quedo del estudio de González-Albo y Zulueta es que en la época analizada, de 1980 a 2000, las universidades españolas solicitaron muy pocas patentes, aproximadamente una por universidad y año como media. Eso sí, sus solicitudes han ido aumentando poco a poco a lo largo de ese periodo y parece que también en los años posteriores al 2000.

Pero no me parece un dato sorprendente o difícil de explicar. Los propios autores señalan que patentar ha estado poco valorado “dentro de las políticas de evaluación y de incentivos de la investigación”, para empezar. Hace muy poco que las patentes en explotación son tomadas en consideración por la CNEAI. Aunque desde los años 80 se ha fomentado la investigación científica y técnica en la universidad, ello se ha traducido en un incremento notable de la producción de artículos y papers, y también seguramente de la investigación simplemente contratada, pero no de las patentes.

La actividad de patentar supone adoptar una posición activa, por parte de la organización y/o del inventor, en la gestión económica y comercialización del conocimiento generado. Y en los ambientes universitarios patentar entraña una cierta complejidad, por el carácter singular de las instituciones académicas en cuanto a la ordenación de sus recursos humanos: libertad de cátedra, estatus funcionarial, débil estructura de gobierno y gestión…

Sólo recientemente va apareciendo también en España la figura de la universidad emprendedora, capaz de intervenir en el mundo de los negocios con su capital intelectual, y por tanto agente activo en la llamada economía del conocimiento.


Patentes en las universidades

15 marzo 2007

Cualquiera puede observar el reciente y creciente desarrollo de las universidades españolas como fuerzas productivas, su intervención en el tejido industrial y empresarial que las rodea. El artículo de Baldini incide en esta cuestión. Es una revisión de la literatura publicada en los últimos 25 años acerca de la actividad universitaria en materia de patentes y licencias para transferir tecnología.

Desde los años 70 en EUA y desde comienzos de los 90 en Europa, diversos cambios en el entorno (gobiernos, economía del conocimiento…) han promovido la aparición de la universidad emprendedora, que asume como tercera misión ser agente del desarrollo económico, empresarial e industrial, junto a las dos tradicionales funciones de enseñanza e investigación. Así, surgen con fuerza la transferencia de tecnología, las patentes y licencias, los parques tecnológicos, la incubación de empresas, las plataformas conjuntas con el sector productivo… Todo esto supone, o debe suponer, que los científicos pueden dedicarse en la universidad a dos fines: buscar la verdad y generar beneficios.

Según Baldini, la actual situación tiene una serie de características. Las prioridades investigadoras se orientan a satisfacer unas necesidades sociales y económicas determinadas (aplicaciones prácticas). Se ha extendido la comercialización de la investigación, de su planeamiento y de sus resultados. Hay un interés creciente por la adecuada gestión y evaluación de la investigación. La sociedad adquiere importancia en la ciencia, ésta deja de ser monopolio de los científicos y es escrutada por mútiples agentes sociales. Gobierno, universidad e industria aparecen como tres subsistemas interconectados y entrelazados, con zonas de intersección (“triple hélice”). Las universidades dedican mayor atención a los resultados económicos y al valor comercial del conocimiento, generando patentes y licencias.

Baldini, a través de la bibliografía revisada, llega entre otras a estas recomendaciones. Para desempeñar bien un papel económico activo, las universidades deberían contar con una nueva estructura de gobierno y un nuevo sistema de gestión. Son fundamentales las oficinas de transferencia de tecnología, adecuadamente dotadas, cualificadas e interconectadas. Hace falta el liderazgo e implicación de la alta dirección de la universidad para promover patentes, licencias y espíritu emprendedor. Se requiere un ambiente fértil y propicio y actuaciones concretas de sensibilización. Además, la actividad de patentar es específica de disciplinas y sectores adecuados, no todo es patentable y no todas las patentes son iguales; no se pueden comparar unas universidades con otras de manera simplista. En todo caso, hay que desarrollar códigos estrictos de conducta, para prevenir comportamientos inmorales y para evitar sospechas.

Por otra parte, la actividad emprendedora puede ocasionar demoras en la publicación de resultados y restringir algo la libre comunicación del conocimiento científico, pues las empresas colaboradoras y contratantes no suelen tener prisa o interés en desvelar la información. El incremento de las patentes universitarias no parece que disminuya su calidad, ni la de la investigación, ni la excelencia en ciencia básica; todo ello se refuerza recíprocamente y aumenta el prestigio global. No es tan seguro, en cambio, que sea inocuo para la labor educativa y la generación de talento.


GlobalSpec, todo en tecnología

28 enero 2007

GlobalSpec es un gran recurso de información tecnológica, una herramienta impresionante para buscar datos y documentación en internet. Creado en 1996, se trata de un buscador vertical, especializado en ingeniería e industria, que abarca una ingente cantidad de información de casi todos los sectores tecnológicos. Pone en contacto la oferta y la demanda de contenidos, productos y servicios para todo tipo de empresas y profesionales. Desde este punto de vista, es un lugar importante para el marketing, publicidad y posicionamiento empresariales. GlobalSpec tiene unos 3,4 millones de usuarios registrados; registrarse es gratuito pero necesario para consultas en profundidad.

globalspecsearchenginelogo.gif

GlobalSpec integra en una única plataforma varios componentes:

  • Una base de datos propia, SpecSearch, con 20.000 catálogos industriales que incluyen unos 2 millones de familias y más de 150 millones de especificaciones de productos.
  • Un motor de búsqueda, The engineering web, que indiza cientos de millones de páginas web de contenido tecnológico, abiertas y de la internet profunda, incluso de editores comerciales como Knovel, IEEE, MicroPatent, IHS, ASTM, etc. (información de referencia, patentes, normas, artículos…)
  • Un sistema de boletines informativos (newsletters) sobre novedades por segmentos industriales, con más de 50 series, que se pueden suscribir por correo electrónico.
  • Tools and links complementarios, de búsqueda de empleo, artículos técnicos, enlaces a contenidos científicos, fórmulas y teoremas, software, asociaciones, alertas sobre productos, etc.

GlobalSpec permite, pues, encontrar páginas web, informes, proveedores, productos, servicios, especificaciones técnicas, hojas de datos y propiedades de materiales, patentes, normas, artículos, manuales, revistas, tablas de cálculo, noticias, empleo, etc. Se puede buscar por características técnicas de los productos, dentro de los 150 millones de especificaciones. La información de proveedores y productos es básicamente norteamericana, con datos también de Canadá, Reino Unido, India y China (y con menos frecuencia de otros países). No sé qué hacen las empresas españolas que no corren a incorporarse a GlobalSpec.