Literatura “informacional”, 1

26 febrero 2007

El interés creciente por las competencias “informacionales” (técnicas de redacción, formas de publicar, manejo de documentación, búsqueda de información, métodos de trabajo…) se refleja en la intensa publicación de libros sobre estos asuntos en los últimos cinco años. En lengua inglesa, pueden citarse estos, por ejemplo:

  • Alley, M. The craft of scientific presentations: critical steps to succeed and critical errors to avoid. New York: Springer, 2003.
  • Badke, W.B. Research strategies: finding your way through the information fog. New York: iUniverse, 2004. 
  • Bradley, P. The advanced internet searcher’s handbook. London: Facet Publishing, 2004.
  • Booth, V. Communicating in science: writing a scientific paper and speaking at sci. meetings. Cambridge: Cambr. U. Press, 2005.
  • Day, R.A.; Gastel, B. How to write and publish a scientific paper. Westport, Connecticut: Greenwood Press, 2006.
  • Ebel, H.F.; Bliefert, C.; Russey, W.E. The Art of scientific writing: from student reports to professional publications in chemistry and related fields. Weinheim: Wiley-VCH, 2004
  • Hall, G.M. (ed.) How to write a paper. London: BMJ books, 2006.
  • Hartman, K.; Ackermann, E. Searching & researching on the Internet & the World Wide Web. Wilsonville, Oregon: Franklin, Beedle & Associates, 2005.
  • Hirsch, H.L.  Essential communication strategies for scientists, engineers, and technology professionals. New York: IEEE Press; New Jersey: John Wiley & Sons, 2003.
  • Hock, R. The extreme searcher’s Internet handbook: a guide for the serious searcher. Medford, NJ: CyberAge Books, 2004.
  • Holtom, D.; Fisher, E. Enjoy writing your science thesis or dissertation! London: Imperial College Press, 2003
  • Neville, T.M.; Henry, D.B.; Neville, B.D. Science and technology research: writing strategies for students. Lanham, Maryland: Scarecrow Press, 2002
  • Osif, B.A. (ed.) Using the engineering literature. Abingdon: Routledge, 2006
  • Radford, M.L.; Barnes, S.B.; Barr, L.R. Web research: selecting, evaluating and citing. Boston: Pearson Education, 2006
  • Riedling, A.M. Learning to learn: a guide to becoming information literate. New York: Neal-Schuman Publishers, 2002.
  • Schlein, A.M. Find it online: the complete guide to online research. Tempe, Arizona: Facts on Demand Press, 2003
  • Stebbins, L.F.  Student guide to research in the digital age: how to locate and evaluate information sources. Westport, Connecticut: Libraries Unlimited, 2006
  • Tomaiuolo, N.G. The web library: building a world class personal library with free web resources. Medford: Information Today, 2004
  • Wells, C. A handbook of mathematical discourse. Haverford, PA: Infinity, 2003 
  • Young, T.M. Technical writing A-Z: a commonsense guide to engineering reports and theses. New York: ASME Press, 2005.

Puede verse también la entrada Literatura “informacional”, 2.

Anuncios

Cordis, la investigación UE

24 febrero 2007

Hablando de Cordis, es verdaderamente todo un mundo Cordis, el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo. Lo cierto es que intentar poner en forma de web nada menos que la política, actividad y resultados de I+D de la Unión Europea, reino de la superburocracia multilingüe, es un acto heroico en arquitectura de la información. La primera pantalla ya tiene su complejidad: hay una FAQ de 30 líneas para explicarla, donde se aclara que es resultado de una gran simplificación. No obstante, no hay que asustarse. Aunque desde luego resulta difícil, no es absolutamente imposible encontrar algo (con paciencia). De hecho, no me atrevería a decir que Cordis esté mal diseñado. No me atrevo, dada su complejidad, que en gran medida proviene de la cosa misma, no cabe duda.

cordislogo.gif

Cordis es un sistema o red de sitios web donde se explican todos los aspectos de la I+D en la UE: los Programas Marco, las muy diversas actividades de promoción o política científica desarrolladas en la UE, el papel de los Estados y regiones, el Espacio Europeo de Investigación, las convocatorias y ayudas… También tiene prestaciones interactivas para incorporar información sobre socios, noticias, resultados…

La parte más sustanciosa de Cordis son los servicios de información. Se puede consultar y suscribir noticias; buscar contactos para obtener asesoramiento sobre investigación en la UE; conseguir documentos oficiales e informes sobre la I+D europea, así como publicaciones científico-técnicas; encontrar socios para actividades de investigación; y sobre todo, buscar en las bases de datos de programas, convocatorias, proyectos y resultados de I+D, que puede ser lo más interesante (Cordis Search). Para hacer búsquedas avanzadas o profesionales, hay que inscribirse, aunque todo es gratuito. Cordis Search ofrece, además, diversos sistemas de interrogación, entre ellos búsqueda geográfica.

A través de Cordis se puede obtener información para (i) planear, financiar y abordar proyectos de investigación, generalmente mediante colaboración a escala europea; (ii) seguir la evolución de la investigación en la UE y sus tendencias en los distintos sectores y programas; y (iii) acceder a los resultados de la I+D, con el fin de obtener o explotar nueva tecnología mediante acuerdos con los responsables y titulares del conocimiento (patentes, know-how, etc.)


La Comisión se pronuncia

21 febrero 2007

Informan Tecnociencia y CORDIS de que la Comisión Europea (CE) ha publicado una comunicación donde resume las acciones que va a emprender para aumentar y mejorar el acceso, difusión y conservación de la información científica. Es el documento COM(2007) 56 (provisional) titulado Communication from the Commission to the European Parliament, the Council and the European Economic and Social Committee on Scientific Information in the digital age: access, dissemination and preservation.

Se trata de un texto de 11 páginas muy interesante. La CE es una importante agencia de financiación y promoción de la investigación, a través de los Programas Marco. Le tocaba ya, como ha sucedido con otros organismos e instancias, tomar postura sobre el debate del acceso abierto y de la comunicación científica. Y en este documento se pronuncia, con enorme prudencia y ecuanimidad, procurando no enfadar a nadie. Parte de un análisis de la actual situación de transición tecnológica y de un resumen sobre las diversas posturas en el debate. Defiende como principio un mayor y mejor acceso, difusión y conservación de los resultados de la investigación. Aboga por que se siga estudiando a fondo el tema en sus aspectos técnicos y económicos y apoya la experimentación con diferentes modelos. Promete ayudas y subvenciones para hacer más accesible la investigación financiada por la propia CE, para fomentar la publicación abierta, sufragando el coste “autor-paga”, para investigar sobre preservación electrónica y para desarrollar proyectos e infraestructuras, fundamentalmente repositorios digitales, etc.

En fin, se trata de un suave pronunciamiento a favor de un acceso más abierto a la ciencia, moderadamente en la línea de otros organismos de financiación de I+D de EUA, GB, etc. Un pequeño paso más:

Initiatives leading to wider access to and dissemination of scientific information are necessary, especially with regard to journal articles and research data produced on the basis of public funding. With respect to journal articles, the Commission is observing and considering experiments with open access publishing.

Fully publicly funded research data should in principle be accessible to all, in line with the 2004 OECD Ministerial Declaration on Access to Research Data from Public Funding.

Moreover, the Commission draws particular attention to the need for clear strategies for the digital preservation of scientific information.

The Commission values the crucial role of all stakeholders in the scientific information system, and these stakeholders should be involved in any transformation process regarding access to, dissemination of and preservation of scientific information.

Más información también en el blog Acceso abierto.


MYH16 y FOXP2

20 febrero 2007

La base del conocimiento social, de la información compartida por los homosapiens, de la ciencia y de toda forma de cultura (abreviando, de los memes) radica en el cerebro y en el lenguaje. Ambos son dispositivos seleccionados por su indudable valor adaptativo a lo largo de la evolución de los homínidos. Cerebro y lenguaje son parte de las capacidades naturales adquiridas evolutivamente en el proceso que ha dado lugar al homosapiens.

Ese proceso de antropogénesis ha pasado por: (i) el bipedismo, la postura erguida; (ii) la reproducción mediante un parto difícil y prematuro; (iii) la liberación de una mano habilidosa; y (iv) un cerebro grande. El quinto paso sería el desarrollo de un lenguaje potente y versátil, capaz de crear una comunidad de comunicación dinámica susceptible de evolución sociocultural.

El aparición de un cerebro grande parece que fue consecuencia de una mutación en el gen MYH16 hace 2,5 millones de años, pudiendo haber dado lugar al surgimiento del género Homo. A causa de este trastorno en el gen MYH16, se debilitó la musculatura que unía las mandíbulas a la parte superior del cráneo, produciendo unas mandíbulas más débiles pero también un cráneo liberado de sujetarlas. Como consecuencia, el cráneo y el encéfalo pudieron crecer y tal expansión ser seleccionada como éxito evolutivo.

La aparición del lenguaje articulado es algo bastante más oscuro, pero investigaciones recientes apuntan a la posibilidad de que otra mutación, en el gen FOXP2, hace unos 200.000 años, pudo tener que ver con el surgimiento de las capacidades lingüísticas. De ello tratan trabajos como la segunda parte de la revisión de Benítez Burraco sobre dicho gen en la Revista de Neurología, o el artículo publicado en Nature por Enard et al. El nuevo FOXP2 pudo tener alguna relación con la aparición de la especie Homo sapiens o converger de algún modo con tal acontecimiento.

De todo esto me he enterado, en primer lugar, gracias a la lucidez de Jesús Mosterín, totalmente recomendable:

  • Mosterín, J. (2006). La naturaleza humana. Madrid: Espasa-Calpe.
  • mosterin.jpg


    Info. especializada en internet

    18 febrero 2007

    Maldonado Martínez, A.; Rodríguez Yunta, L. (2006). La información especializada en internet: Directorio de recursos de interés académico y profesional. 2ª ed. corr. y aum. Madrid: CSIC.

    portada_librotn.jpg

    Publicada hace poco, resumo mis opiniones esquemáticamente:

    VIRTUDES

    • Necesaria, conveniente, meritoria; la mejor noticia es que exista y que se haya publicado perseverante la segunda edición, muy aumentada, ciertamente.
    • Aporta una perspectiva española de la internet, lo que es útil para variar, reafirma.
    • Con novedades interesantes, como el capítulo dedicado al acceso abierto, o el que trata de información para I+D+I.
    • Como subraya Tomás Baiget en la presentación, ayuda a clasificar y organizar el magma del cambio en información y documentación, baliza el territorio.

    DEFECTOS

    • Uno achacable al tipo de intento, seguramente más que a la propia obra en concreto: la actualización de los datos, algunos obsoletos ya a la salida de la obra.
    • Se echa de menos más estructuración: referencias numeradas, índice alfabético de títulos de fuentes en el texto impreso, mayor homogeneidad organizativa en los capítulos.
    • Tal vez sería preferible menos exhaustividad, más selección, descripciones y valoraciones más detalladas; lo que más importa es evaluación y organización.

    Contenedores vs. contenidos

    17 febrero 2007

    Como los diez mandamientos, la sociedad de la información, tan compleja ella, se resume en dos: el negocio de los contenidos y el negocio de los contenedores (ver otro post al respecto). Quienes venden contenedores necesitan contenidos (educación, ciencia, entretenimiento, ficción, parloteo) para que los contenedores (aparatos y dispositivos diversos, comunicaciones de todo tipo) sean necesarios. Y viceversa, quienes venden contenidos dependen de que haya contenedores disponibles. Ambos mundos se necesitan recíprocamente, como caras de la misma moneda. El software, tan suave él, se desliza entre los dos ámbitos, dependiendo…

    Pero hete aquí cómo tan estupenda alianza quiebra: la potencia de los contenedores hace que los contenidos se propaguen y reproduzcan mucho más intensa y velozmente de lo que sus propietarios, propietarios intelectuales, desearían, para captar controlada y ordenadamente unos retornos satisfactorios por el tráfico de mensajes. Y aquí empieza el drama de nuestro tiempo, que divide a las familias, las empresas y las personas, a veces con intereses curiosamente en los dos negocios.

    Por un lado está la ley natural de que “todos los memes tienden a difundirse y multiplicarse”, como los gases o los virus, y que en medios y condiciones ambientales adecuadas (las TICs) esto se acelera. Es lo de que la información no se pierde al comunicarse, porque no se transfiere, sino que se replica.

    Por el otro lado está la institución convencional de la propiedad intelectual, salida del mundo de la imprenta, que consagraba un pacto equilibrado entre los intereses públicos sobre el consumo de información y los intereses privados asociados a su creación. Un pacto que ha estado a la base de la Modernidad, que a su vez nos ha traído aquí (¿…?)

    Parece evidente que el contrato social acordado para el mundo de la tecnología de la comunicación impresa, ha saltado por los aires con las nuevas TICs, hemos vuelto al estado de naturaleza, al conflicto abierto. Y las TICs cambian tan deprisa que es difícil sentarse a negociar un armisticio.

    Si yo tuviera que apostar por el vencedor, apostaría, más bien, por la fuerza de la naturaleza y la tecnología que la potencia: son más contundentes.


    Tagging Engineering Village

    15 febrero 2007

    El servicio de información Engineering Village, del grupo Elsevier, que distribuye bases de datos como Compendex, Inspec y otras, ha incorporado como novedad la técnica del social tagging, el etiquetado o indización social. Constituye una innovación importante, sobre todo por la filosofía subyacente, que hace entroncar a un servicio comercial de información científica con las métodos de la web social y con los modos de comunicación más libres (Flickr, Del.icio.usConnotea). Es también un guiño a los usuarios, una entrega de poder al consumidor.

    ev2logo5.gif

    Los usuarios que se registran individualmente, ante las referencias en formato abstract o detallado, pueden asignarles varias etiquetas, términos o claves de su gusto. Cabe decidir que estas etiquetas sean públicas para cualquier persona que consulte Engineering Village, accesibles para todos los miembros de la institución, o estrictamente personales, privadas. Las etiquetas se pueden editar después.

    Cualquier usuario que acceda a Engineering Village puede consultar por Tags+Groups y buscar referencias por las etiquetas públicas, por las institucionales, o por las personales. Las etiquetas se pueden ordenar alfabéticamente, por popularidad, o por orden de creación. Todo ello permite compartir información entre grupos formales e informales, así como generar un sistema de recuperación y gestión de la información desde el propio público utilizador.

    Es una iniciativa interesante sin duda. Lo más significativo es que muestra la voluntad y capacidad de los grandes sistemas comerciales de información científico-técnica, históricos diríamos, de competir con las formas emergentes de comunicación y con los grandes buscadores abiertos al público y sufragados con publicidad.